Saltear al contenido principal

Aquí en FUNDACIÓN LÍDERES CONSTRUCTORES DE PAZ tenemos un solo objetivo: poner nuestro granito de arena para hacer del mundo un lugar mejor para todos.

Lo hacemos porque nos mueve una fuerte vocación de servicio y el sueño de dejar huella generando un impacto duradero en la sociedad.
No solo arrebatamos niños y niñas a la explotación infantil, Fortalecemos la construcción de proyectos de vida sostenibles mediante diferentes estrategias orientadas por la educación complementaria para la vida, centrada en el fortalecimiento integral del ser y sus valores, la autónoma y la autorregulación, vinculando también la familia y la comunidad en la cual habitan.

Fomentamos en la comunidad y entre quienes desean ayudar, una cultura del dar y recibir sin caer en la idea de “obras de caridad”, para que los logros que obtienen niños y niñas sean premiados cuidadosamente con las donaciones que recibimos.

Haz parte de esta iniciativa de paz.

Queremos ofrecerte la oportunidad de convertirte en un instrumento, en un canal que lleva bienestar y prosperidad a un niño o niña que ha sido víctima de la explotación y el trabajo infantil.

Han sido muchas las vidas que hemos tocado desde el 2006, a lo largo de estos 13 años hemos tenido el privilegio de servir y rescatar de la calle a más de 250 niños y niñas que han pasado por nuestro programa, restituyéndoles sus derechos como niños, fortaleciendo su autoestima, recuperando la alegría y la ternura de su infancia, restableciendo la capacidad de soñar y definiendo un proyecto de vida basado en sus habilidades y talentos.

Queremos llegar a más niños y ofrecerles servicios cada vez más completos, mejores oportunidades, abrirles el camino a mejores opciones de vida, entregarles herramientas más efectivas para que se empoderen de su vida, su vuelo sea libre y su vida sea un ejemplo de transformación.

De esta manera estaremos contribuyendo con nuestra ciudad para lograr que sea más segura, solidaria, respetuosa y responsable con sus niños y niñas. Pero sobre todo, queremos brindarte a ti la experiencia de sentirte grande, poderoso, agradecido y orgulloso de sentir que has contribuido a que un ser humano cambie el rumbo de su vida y se convierta en un ciudadano que aporta a la sociedad.

En nuestros 13 años de funcionamiento hemos acompañado a 18 chicos y chicas a terminar sus secundarios y 10 de ellos han decidido continuar con sus estudios técnicos o universitarios. Estamos orgullosos de tener una licenciada en preescolar graduándose este año, estudiantes de psicología, educación física, enfermería, administración de empresas, contaduría, diseño gráfico.

Las personas que han apoyado de diferentes formas a la fundación, manifiestan que encuentran aquí, una oportunidad de dar de sí mismos, de lo que saben y lo que les gusta, y los niños y niñas aprovechan eso para su crecimiento, agradeciendo y aplicándolo a sus vidas para ser mejores cada día. Para ellos, es una forma genuina y segura de servir a otros.

Volver arriba