Article Index
Origen
Page 2
All Pages

Mediante acciones motivacionales realizadas por los profesionales de la Fundación en recorridos por las calles y semáforos del sur de Cali se busca desestimular la habituación e interés de niños y niñas a la calle. También se viene utilizando la estrategia del amigo(a) invitado por los mismos niños tras una exhaustiva investigación para determinar que realmente están en riesgo de habitar la calle debido a la realización de actividades no apropiadas para su etapa de niñez. La erradicación de la explotación infantil en Cali y los derechos de infancia son la principal tarea de la fundación Líderes Constructores de Paz.



 

Desde el año 2002 con la esperanza de brindar ayuda a los niños y niñas que trabajan en las calles de la ciudad, y afrontar la situación de vulneración de derechos a la que están sometidos, un grupo de personas decididas a ser parte de la solución, vienen implementando estrategias y acciones educativas con el objetivo de motivarlos a alejarse de este tipo de actividades que no son apropiadas para su edad, especialmente del trabajo en las calles y reincorporarlos a actividades apropiadas para ellos y la búsqueda de la restitución de derechos que propicien el desarrollo adecuado del proyecto de vida que merecen.

Un día cualquiera, comprendieron que si el terrible sol de la ciudad podía dañar las llantas de los carros, entonces qué no haría con los pies descalzos de los niños que se dedicaban a limpiar vidrios, hacer malabares o simplemente pedir dinero en cada semáforo, bajo el sol, la lluvia, expuestos a abusos y a malos tratos. Fue entonces que decidieron hacer algo, dejar de observar silenciosamente y actuar bajo un principio claro que los ha movilizado durante todo este tiempo y es que las niñas y niños deben seguir siendo niños, dejando a un lado las monedas que con sus pequeñas manos cuentan afanosamente y ayudarlos a convertirse día a día en líderes de sus propias vidas, en niños y niñas que sigan soñando y disfrutando de su infancia.

Actualmente, la fundación desarrolla su programa de acompañamiento social con 64 niños y niñas provenientes de la comuna 15 en su mayoría, especialmente de la zona de invasión de Brisas de comuneros y sectores circundantes. Estos niños y niñas han sido encontrados muchas veces mediante recorridos que los profesionales y voluntarios de la Fundación hacen por los semáforos, para observar y detectar niños y niñas que respondan a un perfil específico que indica si está ligado a situaciones de explotación infantil. El acercamiento se da poco a poco, con miradas, sonrisas, juegos y posteriormente entregándoles la mejor de todas las herramientas: su cariño y amor, para ganar así su confianza.

 

 


 

 


 

 

 

Nuestra ONG funciona mediante un plan de apadrinamiento coordinado por su principal gestora Guylaine Pérez, Periodista francesa, Miembro fundadora de la Organización y el apoyo internacional de la APAEC (Asociación de Padres Adoptivos de Niños Colombianos en Francia) quienes anualmente gestionan la participación de diferentes colaboradores y deportistas en la media maratón de París, para que corran a nombre de la causa y en representación de la Fundación Líderes Constructores de paz. De esta manera, el dinero recogido se invierte en cada niño y niña perteneciente al programa; ellos corren 21 kilómetros, para que los niños dejen de trabajar hasta hacerse adultos.

Sus miembros y colaboradores realizan una labor maravillosa de voluntariado, en la que, semana a semana, desarrollan un plan de construcción de proyecto de vida con cada uno de los niños y sus familias, ya que las madres también hacen parte del programa. A esta obra se han unido profesionales de diferentes áreas, adultos y adolescentes, hombres y mujeres, convencidos del valor de su aporte, pues para dar amor y devolver la sonrisa y los sueños a un niño, no hay profesión o edad que no sirva, al contrario, todas son bienvenidas siempre.

Algunos de los objetivos son garantizar la permanencia escolar, el autocuidado y acceso a la salud, la recreación y aprendizaje a través de la lúdica, el juego y el autoconocimiento del cuerpo, formación espiritual sin sesgo religioso, la atención psicológica y la realización de microproyectos de animación sociocultural, los cuales les permiten relacionarse mejor y adaptarse a las diferentes situaciones que viven día a día.

Actualmente están promoviendo la campana social y de pedagogía ciudadana denominada "Semáforo despejado, Infancia segura" con el propósito de sensibilizar a la ciudadanía para no aumentar la mendicidad ni la explotación infantil, cada vez que un conductor o transeúnte da dinero a niños en la calle y los semáforos, explicándoles como ese dinero finalmente contribuye a mas fenómenos de violencia, delincuencia, deserción escolar, consumo de psicoactivos y abuso hacia los niños. La campana también busca estimular en la ciudadanía el emprendimiento social y la entrega de donaciones en dinero o especie a instituciones legales, legítimas y con trabajo visible por la infancia a fin de que las ayudas se canalicen y lleguen verdaderamente a contribuir en acciones de fortalecimiento y desarrollo para los niños y niñas involucrados en estas problemáticas.

Hoy por hoy, con las ayudas más escasas y la voluntad de algunas personas, la fundación se enfrenta a una creciente ampliación de cobertura del programa de acompañamiento social al desarrollo de la infancia que requiere recursos y voluntarios que se involucren en la búsqueda de soluciones de esta problemática, por que los niños no solo necesitan cosas sino afecto.

Como parte de las actividades de responsabilidad social y para subsidiar sus actividades, la Fundación ofrece servicios de capacitación, asesoría y servicios terapéuticos para empresas, familias y niños en áreas específicas de aprendizaje a través de un grupo de expertos de diferentes empresas de renombre nacional y que hacen parte de su voluntariado. Estas acciones se adelantan negociando el intercambio de donaciones representadas, en útiles escolares, medicinas, utensilios de aseo personal, juguetes, alimentos no perecederos mediante convenios con las entidades que conocen la calidad de intervención que realiza la fundación.

Sus miembros y beneficiarios invitan a participar a las personas a quienes les interese el voluntariado y la experiencia de compartir con niños y niñas nuevos aprendizajes. Invitan a dejar de observar y decidirse a actuar, a dejar una huella en la vida de los niños y niñas que hacen parte del programa y acompañarlos a soñar con una vida más feliz, con un futuro donde los arcoíris brillen para ellos también.

Si requiere más información sobre la problemática de explotación infantil en Cali, la campana "Semáforo despejado, Infancia segura" o sobre los servicios empresariales que ofrece la fundación, escribanos a This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it o solicite información al teléfonos 3724929.

 

 

COP$70.000

COP$210.000

COP$420.000